Virgo, desde la visión de Liz Greene


"En general, se suele malinterpretar tristemente a los Virgo, y es comprensible que eso te moleste, especialmente si eres el tipo de Virgo desordenado al que no le preocupa en absoluto llegar un minuto antes o un minuto después. Hay dos tipos de Virgos (y esto es aplicable en cierta medida para cualquier signo): los muy limpios y los descuidados.

El discernimiento es una característica principal de Virgo. Y también lo es la sutileza del pensamiento.

Las percepciones tipo blanco y negro implican un universo simple, y para ti el universo rara vez es simple. Es más como un enorme e ilimitado rompecabezas: puede alterarte el hecho de que te falte una pieza o que no haya una imagen en la parte superior de la caja que te muestre cómo debería verse este rompecabezas ya terminado.

El perfeccionismo, algo de lo que a menudo se te acusa, no es lo mismo que el discernimiento o la discriminación. Para ser un perfeccionista debes ser idealista, y Virgo es probablemente el signo más realista del zodíaco. No albergas una visión imposible de un mundo utópico perfecto. Ni siquiera la de un cuarto de baño utópico y perfecto.

Conoces tus puntos fuertes y débiles, y no te complaces ni en la arrogancia ni en la falsa modestia. Usas lo que tienes a mano para crear orden en tu mundo. El orden está en la parte superior de tu lista de prioridades, ya sea en el entorno material, en el ámbito de las ideas o en la mente y el cuerpo.

Eres capaz de ser bastante cínica, y sabes perfectamente que uno tiene que ser inteligente para sobrevivir. Si vas a hacer algo, lo harás bien, tanto por el orgullo a nivel artesanal como por buen sentido de marketing... ¿Perfección idealista? Difícilmente. Sin embargo, a pesar de esta dureza aparente, el impulso de servir es muy fuerte en ti.

Los Virgo necesitan sentirse necesitados y útiles. No hay mucha ambición en este signo, y tu tendencia a buscar más y más piezas para completar el gran rompecabezas de la vida te quita cualquier propensión al tipo de obsesión necesaria para abrirse paso con ambición hasta lo más alto de la cima. Serías una excelente asesora o consejera para aquellos tontos que han tomado el trono y se han sometido a sí mismos a tantos problemas.

Tu trabajo es lo que primero que das a conocer a la gente, no los secretos de tu Ser. Con los Virgo, no todos los “bienes” están visibles en el escaparate.

Eres una estudiante y una observadora de la vida más que una jugadora o una emprendedora. Con esa contención, el reino emocional puede ser, naturalmente, la pieza más intrincada del rompecabezas. Las emociones no son ordenadas... y eso te hacen sentir vulnerable.

Todos esos rituales que tanto amas son un medio para mantener a raya las "fuerzas oscuras" de tus propios poderosos sentimientos. En lo más profundo de ti hay una gran reserva de sensibilidad, romanticismo y visión imaginativa... ¿Enseñarlo? ¡Nunca! Tu aparente frialdad e insistencia en la privacidad son una forma de protegerte contra una sensibilidad intolerable. Todo ese énfasis en la realidad práctica te ayuda a escapar de lo místico

que hay en tu propia alma.

Puedes ser desapegada e incluso de alguna forma brusca. Y nadie nunca te pillará ofreciendo tus últimos centavos a un mendigo en la calle... Más probable sería que pronunciaras una extenuante conferencia sobre autoayuda, pero esto es así porque eres demasiado aguda y compasivamente consciente de los restos humanos de la vida.

Planear el futuro contigo puede convertirse en una obsesión porque tu realismo hace que sea difícil para ti confiar en la vida. Sin embargo, cuando te sientes segura, puedes ser el alma más amable, gentil y generosa, brindando libremente tu tiempo y tus habilidades.

Tus libros son para ti personificaciones de tu mente. Y tu mente funciona a menudo como el mecanismo de esos intrincados relojes suizos, delicados, en movimiento y catalogando incesantemente, reflexionando, considerando y etiquetando.

Los virgos son los grandes sintetizadores del zodíaco. Tanto sus problemas como sus dones surgen de este profundo impulso de unir las cosas, de conectar conocimiento y experiencia para formar un todo comprensible.

Con Mercurio, Dios de la inteligencia y la comunicación, gobernando este signo, naturalmente amas adquirir conocimiento, especialmente si es útil. Y "útil", como "orden", es otra palabra importante para Virgo. Si algo no se puede usar, lo descartarás con una crueldad que puede aterrorizar a los signos más sentimentales.

Eres una criatura compleja, con muchas máscaras y disfraces. Y has aprendido temprano tus lecciones."

Fragmentos del libro: "Astrology for Lovers", Liz Greene.

Laura Camacho

Coach Transpersonal & Astróloga Humanística


355 vistas