La revolución triunfa si es interior: eclipse & luna nueva en Leo


Hoy 21 de enero acontece un eclipse lunar que se formará durante la Luna Llena en el grado 0º 51’ de Leo, cuando el Sol y la Luna estén en oposición. Las Lunas Llenas, nos dan la oportunidad de tomar consciencia de los resultados de un proceso personal que iniciamos en la Luna Nueva en el signo de Leo (hace seis meses). En aquel momento, fuimos convocados a trabajar en nuestro sentido de identidad: trabajar la autenticidad, la espontaneidad y la creatividad para desplegar la esencia de nuestro Ser (Leo). Dado que Mercurio estaba muy involucrado, parte del objetivo era trabajar para generar una nueva forma de pensar o una nueva mentalidad acerca de nosotras mismas. Pero ¿cómo podríamos lograrlo? Muy probablemente, comenzando a expresar lo que verdaderamente pensamos y sentimos. Es decir, comenzando a ser el Ser que realmente somos. Júpiter también formaba parte de aquel entramado, invitándonos a revisar las creencias que teníamos sobre nosotras mismas, nuestra filosofía personal y todo aquello que le da sentido a nuestra vida.

Ya que esta Luna Llena en Leo es especial por incluir en un eclipse total de Luna, lo cual agrega un plus de intensidad al evento, sería muy conveniente aprovechar su energía y tomarnos el tiempo necesario para abordar en profundidad la temática que nos propone. Utilizar la energía de este momento nos ayudará a concluir el ciclo, si es que no lo habíamos hecho ya, y así dar pasos importantes para beneficio personal y colectivo. Para ello, al final de este artículo encontrarás una serie de preguntas de Coaching que si te atreves a responderlas con valentía y total honestidad, revelarán el estado en el cual te encuentras en relación a las temáticas que este eclipse y Luna Llena nos propone trabajar (eje Leo-Acuario, con intensa energía de Capricornio).

Temas a trabajar

Por un lado, el Sol en Acuario hace conjunción con un Stellium que abarca cuatro importantes energías en el signo de Capricornio: Nodo Sur, Mercurio, Plutón y Saturno. Esta configuración podría confrontarnos con el hecho de que hay una parte nuestra que en estos momentos puede estar fuertemente inclinada a sentirse responsable, a pensar o preocuparse en exceso por las responsabilidades, a trabajar y a dar mucha energía vital a un grupo de personas que consideramos importantes para nosotros y ante quienes nos sentimos comprometidas u obligadas. Quizás se trata de personas de nuestra familia, o de un grupo al que pertenecemos, o quizás nos preocupa la humanidad entera. La energía de este Eclipse podría sacar a la luz verdades muy incómodas y difíciles de digerir, relacionadas con nuestra manera de distribuir nuestro tiempo y energía. Quizás haya un hartazgo acumulado en nuestro interior debido a que esa parte nuestra que se siente cargada de responsabilidades, adquiridas por amor o por propia voluntad o impuestas por la vida (kármicas), no es capaz de decir “NO”. No es capaz de encontrar límites sanos y decir “hasta aquí”. Y esto nos puede estar sigilosamente debilitando, chupando energía y haciéndonos sentir un fuerte dilema interior.

El dilema se genera porque existe otro lado nuestro que quiere liberarse. Ese otro lado quiere quitarse peso de encima y quiere salir corriendo… quiere volar en total libertad, ir en otra dirección para ocuparse de sus propios deseos y necesidades personales. Podríamos caer en el error de catalogar esto como una huida, como egoísmo o como un simple deseo, sin embargo, podría tratarse de algo mucho más importante. Podría tratarse de algo realmente necesario y que necesita ser atendido sí o sí. Esto parece indicarnos el Nodo Norte en Cáncer haciendo conjunción con la Luna en Leo.

Quizás, casi sin darnos cuenta, hemos dado ya suficiente o, incluso, demasiada energía en forma de tiempo, de trabajo, de atención y dedicación a otras personas, a tal grado que nos hemos olvidado de cuidarnos a nosotras mismas y de respetar nuestros límites. Ese Nodo Norte en Cáncer nos recuerda que es de vital importancia reservar tiempo y energía para darnos cariño, atención, cuidado y protección a nosotras mismas y a nuestro Ser interior que, cual niña pequeña, reclama amor y atención. Quizás nos sintamos vulnerables, sensibles y necesitemos tomar un tiempo y espacio para ocuparnos de nosotras mismas, para recuperarnos, para re-crearnos, para ganar claridad y fuerza que nos impulse a salir a brillar, que facilite el despliegue de nuestro potencial y que nos deje continuar nuestra andanza con una sensación lúdica de frescura y motivación. Y por eso, para que nuestro camino vital pueda ser percibido como un juego creativo, es sumamente necesario encontrar una nueva y buena solución.

Nuevas e innovadoras soluciones

La clave para ello será lograr un equilibrio ideal entre nuestras responsabilidades y nuestras propias necesidades o deseos personales. Para ello, será necesario conectarnos con nuestra intuición y abrirnos a experimentar ideas innovadoras y poco convencionales, por muy locas o raras que parezcan. Esto nos ayudará a encontrar esa nueva manera de vivir nuestra vida e individualidad con más libertad, con mayor autenticidad… sin descuidar nuestros vínculos ni nuestras responsabilidades con los demás (Urano, punto focal de la T cuadrada que brilla en esta lunación).

El reto es entonces lograr irnos por nuestro propio camino, tan único y especial, pero sin olvidarnos de nutrir y atender nuestras relaciones familiares, laborales y sociales. Si logramos ser independientes y al mismo tiempo interdependientes de los demás… Si logramos encontrar la manera de sentirnos satisfechas y en equilibrio con lo que damos a los demás y con lo que nos damos a nosotras mismas… Si logramos ser amigas de la humanidad, sin abandonar o enemistarnos con nuestra propia individualidad o Ego, entonces lo habremos logrado… ¡Habremos dado un gran paso!

¿Cómo lograrlo?

La creatividad, la innovación, el cambio, la ligereza y la libertad son claves para dar este paso. El planeta clave en esta lunación, es el que nos brinda estas energías (Urano): nos invita a buscar y a experimentar nuevas y originales formas de lograr ese equilibrio para trascender así ese pesado y preocupante dilema interno que puede nublar nuestra visión cual espesa neblina e impedirnos percibir y comprender que por mucho que nos preocupemos, si no pasamos a la acción, nada se soluciona. Nos impide ver que por mucho que exageremos el darnos a los demás, las cosas no van a ser mejores para nosotras mismas si estamos mal, ni para esas personas a las que damos tanto de nosotros por el simple hecho que de que, más allá de nuestra pequeña voluntad individual, existe una voluntad universal que orquesta sucesos llenos de sentido y significado, de maneras que, a veces, podrían parecer injustas o caóticas, y sin embargo, detrás de sus designios e intenciones se esconden valiosas oportunidades de aprendizaje y de toma de consciencia para todos. También para aquellas personas a las que nos empeñamos en ayudar, apoyar o “salvar” ;) Aceptar esto requiere humildad y soltar el control.

Entonces, la invitación es a no mal gastar nuestra energía vital en vano. La invitación es a aprender a fluir y a confiar en la sabiduría universal. Esto un ejercicio que hemos de practicar si es que queremos integrar la energía transpersonal-espiritual que Urano y Acuario nos piden desarrollar: practicar el soltar, el dejar ser, el aceptar que las cosas no pueden ser perfectas ni como nosotros deseamos, el liberarnos del drama, el actuar con más ligereza y con amor (a la familia, al grupo de trabajo, al colectivo) pero sin dejar de sentirnos libres y de celebrar nuestra propia libertad e individualidad.

Integrar todo esto será de suma utilidad para poder aceptar nuestro destino personal, para aceptar también el singular destino de aquellas personas que amamos y, sobre todo, para aceptar el destino colectivo de la humanidad del cual todos participamos.

Preguntas de autocoaching:

Del uno al 10… ¿cuán cargada te sientes de responsabilidades?

¿De qué o de quienes te sientes responsable?

¿Cómo impide esto la expresión plena de tu ser?

¿Cuáles de estas responsabilidades no te corresponden?

Del uno al 10… ¿Cuánta libertad gozas en tu vida actual?

¿Qué tienes que hacer para ser más libre?

Del 1 al 10… ¿Cuánto tiempo le dedicas a tu propio Ser?

¿Qué te impide amarte y cuidar más de ti misma?

¿Qué tienes que hacer para solucionar esto?

¿A qué te comprometes desde hoy para amarte más a ti misma?

¿Cómo puedes equilibrar tus responsabilidades y tu propia individualidad?

¿Cómo sabes cuando has perdido el equilibrio?

¿Quién serías si te expresaras desde tu autenticidad?

¿Qué tienes que hacer para expresar el Ser que realmente eres?

¿Cómo cambiaría tu vida si lo haces?

Si te ha gustado este artículo o conoces a alguien a quien podría servirle, compártelo, dale like y sígueme en facebook... ¡Feliz Eclipse & Luna Llena en Leo!

Laura Camacho

Astrología Humanística & Coaching Transpersonal

#LunaLlenaenLeo2019 #Uranocomopuntofocal2019

141 vistas