Vislumbres para mayo - junio 2020 y la Luna Nueva en Tauro


La Luna Nueva en Tauro de este 23 de abril de 2020 (2:25 UT), marca el comienzo de un nuevo ciclo de seis meses que estará impregnado por una concentrada energía Taurina (Luna, Sol y Urano en Tauro), combinada con una fuerte carga acuariana (Saturno y Marte en Acuario y Urano conjunto al Novilunio). Así que de entre todas las posibilidades que se pueden manifestar, en este caso, desde el espectro Taurino-acuariano, a continuación observaremos cinco bastante probables:




1. Necesidad de estabilidad y disfrute:

Esta lunación generará un fuerte deseo de volver a lo conocido, de recuperar la zona de confort y, al mismo tiempo, despertará en el colectivo las ganas de salir disfrutar de la vida y de sus múltiples placeres. Tauro, signo fijo regido por Venus-Afrodita, puede manifestarse en forma de una gran necesidad de estabilidad y de disfrute.

Es un momento ideal para sembrar semillas que nos den como fruto el encontrar nuevas y más conscientes maneras de disfrutar la vida: en casa, con pequeños detalles, viajando a nuestro mundo interno, disfrutando la belleza de la música, probando cocinar nuevas recetas, embelleciendo y armonizando nuestro entorno... ¡Hay tantas cosas que podemos hacer para sentirnos bien!


¿Qué puedes hacer tú para embellecer y disfrutar más de tu realidad?

Aquí tienes unas cuantas ideas, muy adecuadas para esta temporada Venusino-Taurina:



2. Incertidumbre, necesidad de Libertad y espíritu de rebelión:

Como Urano hace conjunción con este novilunio, la necesidad de recuperar la libertad que puede volverse una consigna prioritaria, tanto a nivel individual como colectivo, generando inconformidad, enfado, rebelión e, incluso, transgresión de las reglas.

Urano nos confrontará con múltiples incertidumbres, imprevistos, sorpresas y nuevas situaciones de todo tipo que conformarán una nueva realidad a la que tendremos que adaptarnos. O revelarnos, si sentimos que esta es injusta, indigna o absurda. Su energía nos invita a aprender a surfear la ola de la incertidumbre y fluir con los cambios que la vida nos trae.




3. Reglas y limitaciones impuestos por los gobiernos al colectivo:

Saturno en Acuario forma una cuadratura al conjunto Luna-Sol-Urano, esto significa que las ganas de volver a lo conocido, de libertad, disfrute, rebelión y cambio se encuentran en tensión con los planes oficiales que los gobiernos podrían intentar imponer, generándose fuertes conflictos tanto a nivel interno como externo. Es probable que sintamos un dilema o frustración al no saber qué hacer o a qué lado darle prioridad (si a lo que nos imponen o a nuestro sentido común). La cuadratura Saturno en Acuario-Urano en Tauro estará activa hasta finales de mayo, cuando el clima astrológico en general comienza a suavizarse y promete un verano más tranquilo. Sin embargo, en Julio, al rededor de la Luna Nueva en Cáncer, podría comenzar de nuevo "el baile" debido a la retrogradación de Saturno, que volverá a Capricornio junto a Plutón y harán prácticamente hasta final de año, una larga e intensa cuadratura al planeta activador de "los fuegos artificiales" de estos tiempos (Marte en Aries), el cual estará muy fuerte por estar en su propio signo. Esto se nos juntará además con la famosa y esperada conjunción Júpiter-Saturno el 21 de diciembre de 2020. Así que tendremos mucha tela de donde cortar...





4. Una valiosa posibilidad de manifestación:

Urano es uno de los planetas de “altas octavas” que está relacionado con estados de conciencia transpersonales y colectivos. Al estar inmerso en la energía de Tauro nos motivará a buscar el bienestar y la estabilidad comunes, en el mejor de los casos, desde la sabiduría divina. Nos motivará también a anclar en nosotros (de manera estable e inamovible, como un toro) pensamientos positivos, emociones y visiones de futuro de alta frecuencia enfocados en la manifestación de una nueva realidad en el planeta. Una donde seamos libres y en la cual se hayan producido cambios en favor de la humanidad y del planeta. Urano nos ayudará a crear esta nueva realidad si, en los próximos seis meses, mantenemos el enfoque en lo que SI queremos y practicamos nuevas y creativas maneras de disfrutar la vida y el placer, de auto-nutrirnos a nivel emocional (examen final de nodo norte en Cáncer) para sostener así esa tan importante alta frecuencia vibratoria que ahora necesitamos sostener colectivamente.



5. Desafíos a nivel de comunicación:

El Nodo Norte cambiará a Géminis en mayo y se puede sentir desde ya (por el orbe de dos grados quizás) la brisa geminiana que nos trae una serie de lecciones en relación a la manera en cómo nos comunicamos, los tonos y palabras que usamos para expresar lo que sentimos y pensamos. Venus, regente de este novilunio en Tauro, está en Géminis y en cuadratura a Neptuno. Esto significa riesgo de discusiones y desacuerdos causados por la manera diferente de pensar de otras personas. Es probable que la manera en como nos expresarnos hiera o confunda a los demás y viceversa. Hay que tener mucho cuidado con lo que decimos y cómo lo decimos porque podemos llegar a enemistarnos con alguien solo por defender nuestra ideología, o porque algunas visiones ajenas nos parecen ingenuas, irreales o voladas (Neptuno), lo cual nos puede llegar a confundir, decepcionar, enfadar o separar. Recordemos que todos somos únicos y tenemos un punto de vista muy "propio" y que las ideas, al final, no son más importantes que el amor que nos une.





El Ser humano sabe hacer de los obstáculos,

nuevos caminos...

Porque a la vida le basta el espacio de una grieta

para renacer.

- Ernesto Sabato, La resistencia -





¡Feliz Luna Nueva en Tauro!


Laura Camacho

Astrología humanista & Coaching transpersonal

58 vistas