¿Qué cambiará en mi relación?: Equinoccio & Luna Llena en Libra

El sello energético del nuevo año astrológico 2019: 

 

El mundo colectivo del que formamos parte atraviesa un umbral que da inicio al nuevo año astrológico, el cual llevará el sello de las energías de este momento planetario. El Sol entrará en Aries justo a las 22.59 h (Madrid) de este 20 de marzo, sin embargo, será hasta las 02:42 del 21 de marzo, hora Madrid (22:43 h del 20 de marzo en Argentina) cuando el regalo cósmico que nos trae el inicio de este ciclo suceda: el equinoccio de primavera (de otoño en el hemisferio sur) conjunta su energía con la última Superluna de este año (momento cuando la Tierra se encuentra más cercana a la Luna: perigeo). Esta coincidencia es algo que no sucedía desde hace 19 años y no volverá a suceder hasta el año 2030.

 

A grandes rasgos, este año solar comienza de manera más prometedora que años anteriores debido a que inicia iluminado por la radiante, equilibrante y armoniosa luz de la Luna Llena en Libra, con Júpiter que está en su propia casa, en Sagitario, y con Saturno también en domicilio, en Capricornio. Estas tres dimensiones nos brindan un fuerte impulso a nivel colectivo para movernos en direcciones positivas durante este nuevo ciclo. Sin embargo, según el calendario védico, este año se conoce como Vikari, que significa año de cambio. Esto nos recuerda que “el cambio” es una constante en la naturaleza y que, si este año ha de traer cambios significativos a todos los niveles y campos vitales, la actitud más conveniente será la de tener presente que un cambio puede llegar en cualquier momento y que lo que suceda será muy probablemente para bien de nuestro desarrollo evolutivo.

 

 

Esta probabilidad se ve aumentada por el reciente ingreso de Urano en Tauro, que puede traernos sorpresas a niveles que, por ejemplo, estén relacionadas con el cuerpo físico, con nuestros recursos materiales, con la manera en cómo nos entregamos al disfrute de los placeres sensuales, etc. Y también, a un nivel más colectivo, con cambios e incluso catástrofes naturales que pudieran sacudir a nuestro planeta. Esperemos que no sea así.

 

Luna llena en Libra: ¿Qué cambiará en mi relación?

 

Se trata de una Superluna Llena el el grado 0º de Libra (simbólicamente su tamaño aumenta también su fuerza), en oposición exacta al Sol en el grado 0º de Aries. Ambas energías cardinales se encuentran frente a frente y marcan el inicio de un nuevo ciclo que nos traerá múltiples oportunidades para encontrar esa tan necesaria complementación entre lo Masculino y lo Femenino, entre “mi deseo” y “tu deseo”, entre la Voluntad Solar de mi Ser y mi tendencia a complacer a los demás.

 

Es un buen momento para observar con valentía esas cosas que han de cambiar en nuestras relaciones. Sobre todo, si tomamos en cuenta que las mismas son un fiel reflejo de las energías que nos conforman arquetípicamente sabremos que, para mejorar cualquier relación, ya sea de pareja o de otro tipo, hemos de realizar primero una reconciliación interna entre esas partes o polaridades nuestras que no logran reconciliarse. Muchas veces son nuestras partes más sensibles y femeninas las que se encuentran ignoradas, reprimidas o dominadas por nuestras propias partes masculinas. Y es esto mismo lo que nos refleja la vida en el espejo de nuestros más íntimos vínculos. 

 

 

“Esta es la relación que yo siento como verdaderamente esencial entre el Sol y la Luna: el cambio, la mortalidad y el ciclo lunar del nacimiento, la madurez y la decadencia… que siempre adquiere su significado a partir de algo constante y eterno que está más allá, y al servicio de cuyos propósitos se encuentra. El Sol se encarna por mediación de la Luna… y lo masculino se encarna en la tierra por mediación de lo femenino. En términos arquetípicos, el principio masculino depende del femenino para habitar de un modo efectivo en la tierra y relacionarse con ella.” Liz Greene

 

 

Tomando en cuenta que Venus es regente de Libra y se encuentra en cuadratura casi perfecta con Marte, regente de Aries, podemos intuir que con la llegada de esta primavera (otoño en el hemisferio Sur) se abre un portal energético que se nos pedirá revisar las maneras en las que expresamos nuestras propias energías masculinas y femeninas. Seremos llamados a realizar un trabajo interno (cuadratura Venus-Marte) para lograr ese equilibrio ideal entre estas dos polaridades energéticas, tanto a nivel personal como a nivel de nuestras relaciones amorosas y de todo tipo.

 

El hecho de que Venus esté en acuario y Marte en Tauro nos habla de que ambas polaridades, Femenina y Masculina podrían estar expresándose en nuestra vida de manera fija o inamovible. Podríamos por ejemplo sentir que queremos abrirnos a algo nuevo, que estamos cansadas de cierta rutina, de cierto trabajo, de ciertas relaciones que no terminan de aportarnos o de hacernos sentir satisfechas y, sin embargo, hay una parte nuestra que nos impide cambiar, que nos impide cortar o concedernos más libertad porque estamos tan acostumbradas o tan ancladas a aquello... ¡y nos cuesta mucho trabajo dejarlo! Quizás tenemos desde hace tiempo ya un plan o una nueva idea, pero no nos hemos atrevido a dar el salto por miedo a la incertidumbre desestabilizadora de lo nuevo. Sin embargo, este plenilunio está cargado con una fuerte energía de confianza en la vida y entusiasmo (Venus en sextil con Júpiter en Sagitario), y nos invita a apostar por ese cambio y a confiar en que si nos ponemos manos a la obra, vamos a lograr entrar en una nueva dinámica que nos permita sentir que hemos encontrado el equilibrio entre lo pasivo y lo activo, entre el tiempo que dedicamos a nuestras actividades familiares, laborales o terrenales, y nuestros deseos de libertad, de cambio, de fluir más relajadamente, disfrutando la belleza de la vida, dejándonos incluso embriagar por la fascinante y compleja sabiduría del universo.  

 

 

 

Si no logras sentir entusiasmo o confianza alguna, probablemente sea porque antes hay que tomar valor y atreverse a dar el paso o el salto para lograr si o si ese anhelado equilibrio que has estado intentando encontrar (puede ser incluso que simplemente tengas que decidirlo y hacerlo... "Just do it!"). Quizás sea necesario comenzar de una vez por todas con esos ajustes tan necesarios en tu vida que has ido postergando y postergando. O, quizás simplemente haya llegado el momento de actuar con mayor justicia hacia ti misma y hacia los demás.

 

Con el Sol en Aries conjunto a Quirón, cualquier sanación que quieras iniciar, ya sea a nivel físico, emocional, familiar o de pareja se verá favorecida. Por otro lado, también podría suceder que esta Luna llena en Libra deje salir a la luz alguna herida con relación a dejarte ser completamente auténtica y espontánea, a hacer lo que realmente quieres hacer. O también, algún tema oculto en tu relación de pareja que te haga sentir que ya no más, que quieres liberarte de ese vínculo lo antes posible. La energía de Aries suele ser muy impulsiva y actúa muchas veces sin pensar antes. Cuidado con ello. La energía de libra sin embargo nos invita a poner las cosas en la balanza, a sopesar bien y a inclinarnos por cierta decisión, pero conscientes y con conocimiento de causa.

 

 

Personalmente me llama la atención que el nodo norte en Cáncer resulta ser el punto focal de un Yod que tiene en los extremos de su sextil a Venus en Acuario y a Júpiter en Sagitario (dejando de lado que los nodos no son equivalentes a las energías planetarias en esta configuración). Si tomamos en cuenta este “dedo de Dios” como configuración guía, veremos que hace hincapié en el cuidado de algo que es sumamente valioso e importante en la vida de cada ser humano: dedicar tiempo y dar cariño a las personas que más nos importan, compartir y expresar nuestro amor a nuestra pareja y, sobre todo, cuidarnos a nosotras mismas y a nuestra niña interior.

 

 

La relación más importante: 3 equilibrios fundamentales

 

La energía de este plenilunio en Libra nos traerá también, durante las próximas dos semanas, el regalo de iluminar aquellas zonas de nuestra vida que se encuentren en desequilibrio. Eso nos obligará a hacernos conscientes de qué es lo que hemos de cambiar para mejorar nuestra calidad de vida. Como siempre, para cambiar algo afuera, hay que comenzar por dentro. Si deseamos que nuestra vida y nuestras relaciones en general sean vividas con amor verdadero y en equilibrio, hemos primero de alcanzar un nivel digno de equilibrio interno y de amor hacia nosotras mismas.

 

Amarnos significa, antes que nada, cuidarnos a nivel físico-corporal. La salud ha de ser el número uno de nuestras prioridades porque sin ésta no podemos disfrutar ni del amor, ni del dinero, ni de nada en realidad. El cuerpo físico es nuestro templo. Es el vehículo sagrado que nos aloja y nos permite vivir esta valiosa experiencia evolutiva en este plano tridimensional. Por eso, para sentirnos internamente bien, requisito importante es estar bien a nivel físico. Para ello, comer alimentos vivos no industrializados, respirar conscientemente, beber suficiente agua, descansar las horas que nuestro cuerpo necesite y hacer deporte es fundamental. Si has logrado encontrar el equilibrio en esta área, ¡felicidades! Tienes la parte más importante de la vida resuelta.

 

 

Amarnos a nivel mental se refiere a volvernos cada vez más selectivas con relación a aquello que dejamos entrar a nuestra mente. Significa aprender a nutrirnos de informaciones de calidad, por ejemplo, sonidos de calidad como el canto de los pájaros, el sonido del agua o el sonido de una melodía que te llene de paz y armonía. También será necesario quitarnos viejos “chips” que repiten como loros pensamientos negativos y creencias limitantes. Comenzar a trabajar en tu limpieza mental te reportará grandes beneficios; para ellos puedes elegir el acompañamiento de un coach o un terapeuta de tu confianza. Puedes sin embrago comenzar por elegir un pensamiento que te haga sentir empoderada y positiva cada mañana. Esta es una excelente manera de comenzar el día, ya que el plano mental es poderoso y tiene poder de atracción. Encontrar equilibrio a este nivel elevará tu capacidad de generar paz en tu interior y de atraer o manifestar en tu realidad realidades afines a la vibración de tus pensamientos y creencias.

 

 

Por último, amarnos significa también cuidar nuestro equilibrio emocional. En este sentido, también podemos hablar de nutrición emocional. ¿Qué personas o situaciones te nutren de manera positiva a nivel emocional? ¿Qué ideas, que lugares o qué momentos alimentan emocionalmente a tu alma?  Y, ¿Qué personas o situaciones te quitan energía? ¿Qué es lo que te impide alejarte de ellas? Las emociones positivas son de alta vibración y las negativas de baja vibración y ambas tienen un impacto determinante en cuanto a tu estado de ánimo y tu energía vital. Cuidar tu mundo emocional significa también aprender a gestionar tus emociones: aprender a detectarlas, a identificarlas, a tomar contacto con ellas, a expresarlas de maneras adecuadas y respetuosas para todos. ¿Qué tipo de emociones son recurrentes en tu día a día? ¿Qué sueles hacer para elevar tu vibración emocional? La música es una poderosa aliada para elevar la vibración de tus emociones. ¡Busca música que te haga sentir bien y verás como cambia tu día y tu vida!

 

Te deseo una excelente conexión y apertura a la energía armonizante de Libra y al valiente impulso de Aries para que conquistes esos cambios que necesitas y que te permitirán vivir una vida más plena, más libre, más emocionante y más feliz.

 

Si te ha gustado este Post o conoces a alguien a quien podría servirle, compártelo en tus redes sociales, dale like y sígueme en facebook...  ¡Feliz Luna Llena y Equinoccio de primavera 2019! 

 

Laura Camacho

Astrología Humanística & Coaching Transpersonal

 

 

 

Please reload

Posts destacados

Luna nueva en Escorpio: sexualidad, transformación y finales.

October 28, 2019

1/10
Please reload

Nuevos Posts
Please reload

Buscar Tags
Archivo