Energía Virgo concentrada en el cielo: un ciclo de preparación para el 2020

¿Qué mensaje nos trae?

 

Estamos acercándonos a un momento clave para la humanidad pues se acercan tres importantes conjunciones en 2020. De ahí que no es casualidad que ahora mismo estén concentradas en el cielo, en el signo de Virgo, todas las energías arquetípicas que nos influyen a nivel personal: Mercurio, Venus, Marte, Sol y Luna. Esta alineación, que no se había dado desde 1987, nos acompañará hasta la Luna llena en Piscis, del próximo 14 de septiembre.

 

Lo más trascendente es que con esta Luna nueva en Virgo (30.08.19), entramos en un portal energético que da inicio a un ciclo de 6 meses, lapso dentro del cual el universo nos hará poner atención, integración y, sobre todo, orden en nuestros asuntos relativos al elemento Tierra, principalmente aquellos vinculados a la vibración de Virgo.

 

Es necesario comprender que este ciclo no es un ciclo más (de los muchos, importantes también, que vamos iniciando con cada novilunio). Este ciclo cobra especial importancia porque se trata del inicio de una preparación. Es el inicio de un proceso de concienciación que hemos de realizar antes de la llegada de las potentes y tan esperadas conjunciones que se avecinan.

 

El 12 de enero del 2020 ocurrirá una alineación muy importante que sucede cada 33 años: la unión energética (o conjunción) de los planetas Saturno y Plutón en el grado 22° de Capricornio. Y luego, en abril de 2020, se les unirá el planeta Júpiter en el mismo signo, con lo cual eso deviene en una potente triple conjunción.

 

 

Así, estos meses serán un preámbulo de un ciclo que cerrará el día 9 de marzo de 2020 (con la Luna Llena en Virgo), mes en el que habremos ya atravesado el portal energético de la conjunción Saturno-Plutón en Capricornio y en el que nos estaremos preparando para entrar en el portal de la conjunción Júpiter-Plutón en el mismo signo, en abril. Esto significa que el año 2020 será para muchos de nosotros un año de finales definitivos. Un tiempo de cierre, de despedida, de cambios absolutos a diferentes niveles de vida. Este será un tiempo para hacer, para ponerse manos a la obra, para actuar… ya no tenemos más tiempo para quedarnos estancadas en la zona de confort o hacernos un poco las tontas.

 

Personalmente, prefiero hacer los deberes a tiempo y evitar al máximo el aprender por las malas o “a patadas” como sucede cuando forzamos al universo a enseñarnos eso que por las buenas no quisimos aprender. Además, los 5 planetas en Virgo, incluyendo la Luna (nueva) conjunta al Sol, están opuestos a Neptuno lo cual claramente nos dice que, definitivamente, es momento de dejar de soñar, de imaginar, de idealizar, de sentirnos víctimas o de escapar cobardemente de nuestras responsabilidades relativas a nuestro mundo material.

 

La energía de Urano en Tauro nos ayudará, o bien a fluir espontáneamente con los cambios y sorpresas que la vida nos traiga para ayudarnos en este proceso. O bien, provocará sucesos imprevistos que nos obliguen, si o si, a integrar y a poner orden primero en nuestro mundo interior, y luego por supuesto, en nuestro mundo exterior: nuestra salud, nuestras relaciones afectivas, nuestro mundo laboral y todas las consecuencias y responsabilidades en relación al uso y abuso cotidiano que hacemos de la materia.

 

Y, ¿sabes cuál es la materia más valiosa que tienes?... ¿Cómo mantienes el orden natural de tu vehículo físico? ¿Le das lo que realmente necesita o le das lo que tu paladar o tus adicciones emocionales te piden?

 

 

Para saber con mayor exactitud los temas que la energía de Virgo te pide ordenar, solucionar, integrar o atender, mira en tu carta natal el lugar o casa en donde tienes la energía de Virgo ubicada. Además de dicha casa astrológica (la cual representa un área concreta de tu vida), toma también en cuenta si tienes algún otro planeta implicado, sobre todo si es un planeta personal.

 

La energía Virgo

 

Virgo hace referencia aquella virgen, doncella o deidad, hija de Júpiter (Astrea), que estaba entregada a servir a la humanidad compartiendo con ellos su pureza y sus dones en pro del perfeccionamiento de sus vidas. Liz Greene, astróloga de enfoque psicológico-Junguiano y cofundadora del Centre for Psychological Astrology en Londres, nos dice: 

 

“Al igual que Astrea, Virgo no tiene la menor simpatía hacía los desordenados. En los dominios de la Diosa Astrea todas las cosas tienen su tiempo y su lugar, toda forma natural del universo tiene una duración y un valor determinado. No es sorprendente pues que con tal daimon presidiendo el signo, Virgo se incline hacia el ritualismo y hacia una visión de la vida en la que debe restaurarse la justicia.”

 

Así, nos damos cuenta de que estas necesidades de orden, limpieza, perfección y justicia representan, arquetípicamente, los deseos encarnados de Astrea (hija de Zeus que habitó entre los hombres en la edad de oro) y que se manifiestan de manera espontánea y natural a través de las nativas y nativos del signo de Virgo. Ellas y ellos son los embajadores en la tierra del noble anhelo de esta Deidad: restaurar la pureza y el orden naturales en la Tierra, y perfeccionar la vida humana.

 

 

Y hoy en día flota por ahí la falsa idea de que la perfección no existe, pero no es verdad. Existe, si, pero siempre será relativa. Por ejemplo, podemos decir que no tener coche puede ser una solución perfecta para alguien que vive en una ciudad con buen transporte público y los servicios básicos a la mano, pero para alguien que vive en el campo puede ser muy complicado y, en ese sentido, una solución imperfecta. También, podemos decir que acumular grasa en el cuerpo es perfecto, pero solo para quienes se ven obligados a atravesar largos inviernos sin alimento a su alcance. O, que es perfecto que un hijo reciba todo de sus padres, siempre y cuando el hijo no sea ya un adulto. La perfección existe, pero siempre será relativa a lo que es mejor para ti, para tu salud, para tu evolución y para el buen despliegue y florecimiento de tu Ser en este plano tridimensional.

 

Virgo como energía solo puede comprenderse bien al observar que forma parte de un importante eje que corresponde a dos finales de ciclo en cuanto al camino del alma recorriendo la rueda zodiacal: el camino que va hasta Virgo (final del desarrollo personal), y el segundo final de este camino que culmina en Piscis (final del desarrollo social y transpersonal). Esta Luna nueva nos pondrá ante dos realidades que coexisten en nosotras y que, por momentos, pueden causarnos problemas si nos instalamos en un solo lado del eje (Virgo/Piscis): “Las partes, el detalle, el orden, la clasificación, la razón, la materia y realidad lógica” vs. “El mundo espiritual, la ilusión, lo sin límites, no hay bueno ni malo, todo es uno. La totalidad”.

 

Virgo nos pedirá poner los pies en la tierra. Por eso la energía de Virgo es y necesita ser racional, inteligente, analítica, ordenada y práctica, pues solo así es posible establecer un ORDEN en nuestras vidas.

 

 

Virgo nos ayuda a ver la realidad tal como es (similar y precedente al efecto “confrontación o toma de contacto con la realidad”, más Saturnino) y a ponerle nombre a las cosas, a los hechos, a las emociones y a las decisiones.

 

La energía de virgo nos ayudará en los próximos seis meses a tomar conciencia, a través del análisis y el discernimiento, de que hay situaciones que tenemos que cambiar si o si… a darnos cuenta de que hay cosas que simplemente no pueden seguir igual. Y lo que Virgo nos pide es entrar en acción: movernos, poner en orden todo eso que se siente confuso, perturbador, caótico, molesto… Simplemente porque no se siente bien, porque no nos hace bien y porque necesitamos crear una realidad más digna, más en orden, más perfecta para cada una de nosotras y también para quienes nos rodean.

 

Esta necesidad de orden, de depuración, de limpieza, de análisis, de toma de contacto con la realidad para perfeccionar nuestro propio mundo es en realidad una necesidad que tiene su origen en nuestro interior. Sin embargo, muchas veces esta necesidad se refleja o se siente como algo externo, algo allá “afuera” que nos reclama y que viene a obligarnos a tomar conciencia de todo aquello que tenemos que limpiar/depurar, organizar, integrar y en definitiva a discriminar: separar lo que sirve a nuestra evolución de lo que no nos sirve para dicho propósito.

 

 

 

Preguntas de auto coaching para la toma de conciencia

 

Para facilitar el proceso que toca a nuestra puerta con este Stellium y Novilunio en Virgo, te invito a tomar un momento a solas, en algún lugar tranquilo… en donde nadie te vea ni te escuche. Entra en la aplicación de tu móvil o celular, y lee en voz alta las siguientes preguntas, como quien estuviera manteniendo una conversación con su yo superior. Responde por favor desde el corazón y no desde la mente. Luego vuelve a escuchar el audio y anota tus impresiones.

 

 

¿Podría ser que no esté viendo la realidad tal como es? (Virgo/Tierra)

 

¿Podría estarme auto engañando con una realidad ilusoria? (Neptuno)

 

¿Me siento realmente feliz con la realidad que vivo cotidianamente?

 

¿Estoy llamando a las cosas por su nombre? (Mercurio/Virgo)

 

¿Cuál es el nivel de salud y vitalidad de mi cuerpo? (Responde del 1 al 10)

 

¿Qué hábitos tengo que eliminar para mejorar mi salud?

 

¿Cuáles buenos hábitos en concreto me comprometo a comenzar en septiembre?

 

¿Cuáles áreas de mi vida necesitan ser puestas en orden?

 

¿Cuáles asuntos en mi vida necesitan solución urgente?

 

¿A quiénes necesito “sacar” de mi vida para sentirme más feliz?

 

¿A quiénes necesito frecuentar para sentirme mejor?

 

¿Qué áreas de mi vida necesito ordenar o depurar?

 

¿Qué zonas de mi casa necesito ordenar o limpiar para sentirme mejor?

 

¿Qué cosas de mi casa necesito vender, tirar, regalar?

 

¿Qué cambios en concreto me comprometo a realizar en septiembre?

 

¿Cómo uso mis talentos para servir a la humanidad?

 

¿Cómo de satisfecha me siento con mi contribución al mundo?

 

¿Afecta mi presencia de manera positiva a los demás?

 

 

Ahora para la grabación, vuelve a escucharla con atención (sin juicios) y luego anota y responde sinceramente (sobre papel o en tu ordenador) las siguientes 3 preguntas:

 

 

 ¿De qué te has dado cuenta?

 

¿Qué ha sido lo que más te ha llamado la atención?

 

¿A qué te comprometes a partir de hoy para crearte una vida mejor?

 

 

¡Feliz Luna nueva en Virgo y buen inicio de ciclo!...

Que logres manifestar una ordenada y bella realidad para ti misma 

 

Laura Camacho

Astrología Humanística & Coaching Transpersonal

 

 

 

 

Please reload

Posts destacados

Luna nueva en Escorpio: sexualidad, transformación y finales.

October 28, 2019

1/10
Please reload

Nuevos Posts
Please reload

Buscar Tags
Archivo