Luna llena en Piscis: La caída de la nube rosa.

Final de un ciclo de manifestación que inició el 6 de marzo 2019. ¿Cómo has trabajado con la energía de Piscis en los últimos meses?

 

El Sol y Luna, que se encuentran hoy opuestos y están en cuadratura con Júpiter, y en aspecto armónico con Saturno en Capricornio, de manera que muy probablemente, en las próximas semanas (o incluso, ya en los últimos días), nos daremos cuenta de que algo en lo que estábamos creyendo, era un auto engaño.

 

Puede tratarse de algo que un principio nos había entusiasmado mucho, un sueño que parecía ideal y muy bello, pero que en realidad no se trataba de ese camino que creíamos haber elegido. Un camino que parecía estarnos conduciendo a la manifestación de un deseo del alma o de algo que realmente queremos hacer o vivir, pero que en realidad se trataba de un camino o idea engañosa. 

 

Con la energía de este plenilunio en Piscis se termina de desvanecer ese halo o nube rosa que antes no habíamos podido percibir, pero que ahora deja al descubierto la realidad: una realidad que puede ser dura y cruel para unas, y para otras puede significar un gran regalo que les brinda la posibilidad de materializar un sueño, pero esta vez de manera realista, bajando los pies en la tierra.

 

 

Revelaciones de Luna Llena en Piscis

 

Simbólicamente, energía realista del Sol en Virgo (signo de Tierra) ilumina a la Luna, que está impregnada de la energía de Piscis, la cual, de no ser por esa luz, permanecería en sombra, es decir, inconsciente, no vista. Esto significa que con esta Luna llena en Piscis salen cosas, temas o situaciones del inconsciente a la luz, permitiendo que experimentemos revelaciones y nuevos puntos de vista desde una consciencia que nos deja contemplar una realidad que parecía que tenía mucho sentido, parecía que nos conduciría a eso que anhelábamos… pero en realidad, no era así. La realidad que esta lunación nos permite contemplar es muy necesaria para poder ajustar las velas de nuestro barco y reconducirnos en la dirección adecuada.

 

 

Quizás has creído en alguien que te ha decepcionado por completo. O quizás has querido ayudar o incluso salvar a alguien muy cercano a ti (probablemente tu pareja) pero te has dado cuenta de que no ha sido posible. Pareciera que esa persona no sale a flote por más que tú hagas esfuerzos por ayudarle… Y ahora puedes sentirte cansada, decepcionada y, sobre todo, desilusionada. Y esto está muy bien. La desilusión es muy buena porque hace posible que veamos cosas que no habíamos podido ver antes (o no habíamos querido ver). Esas cosas pueden ser cualidades de la naturaleza de una persona que no vamos a poder cambiar, aunque habíamos creído que sí.

 

También, pueden ser cualidades o cosas relacionadas con el trabajo (Virgo). Quizás se trate de algún proyecto en el que habíamos depositado toda nuestra confianza y ahora estemos dándonos cuenta, poco a poco, de que en ese trabajo o proyecto hay algo que en realidad no está funcionando bien (Lilith en Piscis conjunta a La Luna y a Neptuno) y de que no está dándonos los frutos que habíamos esperado con tanta ilusión.

 

 

Toma de consciencia y soluciones

 

Si lo anterior te resuena, es señal de que has de equilibrar en tu vida las energías del eje Virgo-Piscis y darle mayor enfoque a la energía de Virgo y Géminis, pues el hecho de que te sientas desilusionada habla de un autoengaño, y esto, es producto de haber inclinado demasiado la balanza del lado de Piscis y Sagitario: haberte dejado engañar por las apariencias, haberte entusiasmado desmedidamente con algo, haber tenido expectativas poco realistas, haber creído que las cosas iban a ser más fáciles o que ibas a tener una especie de golpe de suerte repentina (Júpiter en cuadratura con Sol y Luna).

 

Considera que la Luna llena se encuentra implicada en una difícil T cuadrada que pone en tensión, por un lado, al Sol, Marte, Venus y Mercurio (todos en Virgo). Y, por el otro lado, a la Luna, Neptuno y Lilith (todos en Piscis). Y a su vez, estos dos polos se encuentran tensionados en cuadratura a Júpiter, energía que se encuentra en su domicilio (en Sagitario), y que se convierte en el punto focal o punto de mayor tensión de esta T cuadrada. Esto nos da una clave para encontrar una solución, la cual vendría dada por Géminis, el lado opuesto y complementario de Sagitario. Géminis vendría a equilibrar y a convertir esa T cuadrada en una cruz cósmica. El cuadrado es símbolo de manifestación, de modo que aplicando la energía de Géminis como solución podremos probablemente comenzar a manifestar eso que queríamos manifestar, pero que no llegó a dar fruto y se frustró (¡nos frustró!).

 

 

Pero ¿cómo podemos aplicar la energía de Géminis como solución? Hay que tomar en cuenta que es una energía de aire, es decir, una energía mental que implica pensar de manera inteligente y práctica. Quizás hemos estado soñando con la realización de un deseo que no puede llegar a ser posible porque aún no nos hemos preparado lo suficiente a nivel de conocimientos (Géminis).

 

También podría ser que hemos estado siendo demasiado idealistas (Júpiter en Sagitario) y que nos hemos perdido en un sueño (Luna y Neptuno en Piscis) que en última instancia no es realista (Virgo) porque se queda solo a nivel de ideales, filosofías o sueños que no logramos bajar a tierra en forma de acciones concretas (Virgo) o no logramos traducir ni transmitir a los demás  de maneras prácticas y directas que sirvan de verdad los demás (Géminis).

 

 

Uno de los puntos que más me llama la atención de esta lunación es que el regente de La Luna está conjunto a Lilith y a la Luna llena. El Sol en Virgo iluminando este conjunto nos ayuda a tomar consciencia de que hay algo no muy claro… Hay algo un tanto raro, caprichoso, turbio, oculto o torcido y, por supuesto no reconocido de nosotras mismas que es lo que está causando que nos estemos ilusionando con cosas que al final no nos llevan a ninguna parte y solo nos hacen perder el tiempo. Sin embargo, eso mismo que nos hace perdernos es lo que podría estarnos fascinando… Así que hay que tener mucho cuidado... ¿Cuántas veces te ha pasado que algo dentro de ti te dice “¡No, deja esto ya, que te hace daño!” y, sin embargo, haces caso omiso y sigues enganchada, fascinada y adicta de esa relación, esa idea profesional o trabajo, o de hábito tan dañino para tu salud?

 

Preguntas de Autocoaching

 

Entonces, esta Luna llena nos invita a reflexionar:

 

¿Qué o quién me ha decepcionado o desilusionado en los últimos 6 meses?

 

¿Qué me ha revelado esta decepción o desilusión?

 

¿Cuál ha sido mi reacción frente a esta revelación?

 

¿De qué he tomado conciencia a raíz de esto?

 

¿Cómo puedo convertir mi relación o mi proyecto en algo realista?

 

¿Cómo mi relación me hace sentirme enganchada o adicta?

 

¿Qué puedo hacer para comenzar a liberarme de ello?

 

¿Cuál ideal que estoy persiguiendo ahora podría no ser verdaderamente realista?

 

¿Cómo me afectaría el seguir creyendo en ese ideal?

 

¿Cuál solución práctica e inteligente puede mejorar mi vida ahora?


Que la luz de esta Luna llena ilumine para bien tu camino...

¡Feliz toma de conciencia de Luna llena en Piscis!

 

Si te ha gustado este Post compártelo en tus redes sociales, dale like o sígueme en facebook.

 

 

Laura Camacho

Astrología Humanística & Coaching Transpersonal

 

 

 

Please reload

Posts destacados

Luna nueva en Escorpio: sexualidad, transformación y finales.

October 28, 2019

1/10
Please reload

Nuevos Posts
Please reload

Buscar Tags
Archivo