Luna Nueva en Libra - Mi manera de relacionarme y mis heridas.

Cada nueva Luna nos trae la posibilidad de un nuevo comienzo. Es el inicio de un ciclo diferente que nos brinda una nueva oportunidad de tomar conciencia y de hacer las cosas de manera diferente para obtener así una nueva experiencia evolutiva.

 

Esta Luna Nueva se da hoy, 28 de septiembre a las 20.26 h (tiempo de España peninsular). Su mensaje está potentemente impregnado de la energía del signo Libra, energía perteneciente al elemento aire. Los planetas implicados en esta Luna Nueva nos ayudarán con su simbolismo a descubrir lo que hemos de sembrar y cambiar en estos momentos. Esta será la brújula que nos guiará y le dará sentido y significado a nuestro actual punto evolutivo.

 

 

Cada novilunio, nos ofrece una oscuridad que no es otra cosa que la ausencia de luz sobre la faz de la Luna. Y si el Sol es, simbólicamente, la esencia, el centro y la Luz de la Consciencia (o yo superior). La Luna, con naturaleza nocturna y su lado siempre oculto, simboliza el aspecto invisible de nuestra naturaleza emocional: nuestra parte irracional, intuitiva y subjetiva. Es nuestro lado inconsciente: la memoria del alma. Entonces, la luz del Sol estará en esta fase lunar iluminando de lleno esa parte inconsciente del alma que necesita ser iluminada y hecha consciente. Necesita ser sacada a la luz para ser sanada. Para cada una de nosotras sucederá de diferente manera, se expresará con cualidades de los planetas o energías arquetípicas implicadas y se sentirá por supuesto también con intensidades diferentes.

 

Por eso, en estos días podemos sentirnos muy inquietas a nivel emocional (aunque también a nivel mental, porque Mercurio está en cuadratura a Plutón). Quizás te sientas muy intranquila, ansiosa o “te estés comiendo el tarro” con pensamientos y emociones obsesivos que vuelan sobre ti de manera casi obsesiva.

 

 

 

El reto de esta Luna Nueva: no seguir haciendo lo mismo.

 

Este reto trata de sembrar una nueva semilla que incluya claramente la decisión de hacer las cosas de manera diferente (Sol y Luna en quincuncio a Urano en Tauro). Como dijo Einstein “Loco está aquel que sigue haciendo lo mismo y espera resultados diferentes”. Además, Venus, regente de Libra está conjunta a Mercurio y en cuadratura a Plutón-Saturno-Nodo Sur, lo cual significa claramente que hay que pensar (mercurio) en soluciones diferentes para poder terminar, concluir, dejar, soltar, abandonar esas viejas y obsoletas maneras, costumbres, tradiciones, creencias desde las que hemos venido actuando, reaccionando o decidiendo hasta ahora, ya sea a nivel de relaciones, o no (mira a ver en qué área vital tienes a Libra y qué puntos afecta esta Luna Nueva en tu carta natal).

 

 

 

 

Libra está simbolizado por la balanza. La balanza es un objeto que sirve para sopesar, para medir si ambas opciones tienen igual peso para ti...

 

¿Son igual de valiosas?

 

¿Puedes andar ambos caminos en simultáneo?

 

¿Puedes “quedar bien con dos amos a la vez”?

 

O, ¿uno de los extremos de la balanza pesa más?

 

¿Qué es eso que es más valioso para ti?

 

¿Qué tienes que soltar, perder o sacrificar para poder comprometerte con en eso que es más valioso para ti?

 

 

Si no logramos vivir en armonía, equilibrio y paz interna al elegir hacer varias cosas a la vez, tenemos que dejar ir, si o si, aquellas cosas y relaciones que no nos dejan vivir en armonía, que no nos dejan el tiempo de avanzar en una dirección específica y evolucionar.

 

 

Quirón: La herida del alma

 

Este nuevo ciclo lunar nos enseñará que todas las almas traen consigo varias heridas. Algunas graves y otras menos graves. Nadie se escapa. Pero si queremos relacionarnos a nivel social, amistoso o, sobre todo, de pareja, nos ha de quedar “bien clarito” que siempre, siempre, siempre nos vamos a topar con la herida del otro. Es inevitable porque es parte de su alma. No nos queda otra… Hemos de aprender a comprender sus heridas, a aceptarlas y, si es posible, hemos de contribuir a sanarlas.

 

 

Quizás pienses que ya tienes suficiente con tus propias heridas como para hacerte cargo de las de los demás. Sin embargo, hemos de comprender que esta manera de pensar es muy “Ariana”, es decir, es una manera egoísta y enfocada solo en ti misma.

 

Así que, lo que Libra como energía maestra nos querrá enseñar en este nuevo ciclo (que abarcará los próximos 6 meses) es que hemos de reservar tiempo y energía para llevar también las cargas del otro. Para aprender a escucharle, a abrazarle y perdonarle cuando, desde sus heridas, se exprese a veces con rabia, con miedo, con egoísmo, con celos, con tristeza. Todos llevamos dentro una niña o niño interiores que a veces estalla en llanto como un pequeño bebé que desea sentirse protegido, seguro, ser aceptado, ser respetado, ser escuchado... Ser amado. 

 

 

 

Quirón en Aries… ¿Tengo derecho a ser?

 

Esta Luna Nueva tiene el potencial de iluminar nuestras heridas. Nos permitirá mirarlas de frente. Nos dará la oportunidad de tomar conciencia de ellas para poder tomar decisiones responsables y coherentes de cara a comenzar a sanarlas.

 

Sanar se trata de hacer conscientes aquellas memorias que se guardan en nuestro inconsciente y que nos hacen actuar de maneras negativas y automáticas. Estas memorias no son otra cosa que un conjunto de informaciones y emociones que están asociadas a cierta experiencia dolorosa o traumática de nuestra vida adulta, de nuestra infancia o de tiempos anteriores. Se trata entonces de comenzar, de manera consciente y deliberada, a limpiar, capa por capa, herida por herida. Se trata de purificar el alma.

 

 

Y es que, en estos tiempos, la sanación de nuestras heridas debe ser contemplado no solo como una recomendación, sino como un requisito que se nos exige y que nos permitirá lograr, durante los próximos meses, una buena llegada ante el portal donde nos esperan Saturno y Plutón, el próximo mes de enero de 2020. Ambos Señores-Energías Maestras, son implacables… no se andan con juegos ni con medias tintas. A cada uno nos traerán lo justo y merecido. Las casualidades no existen, solo las causalidades.

 

Así, quizás este mensaje llega hoy a nosotras a través de esta Luna Nueva en Libra impregnada con la energía del sanador herido, Quirón, para que podamos comenzar ¡ya! (y muy en serio) a trabajarnos interiormente, y prepararnos así para ese final de ciclo que pronto nos espera. Quizás esta sea la mejor manera de aligerar las cargas y deudas pendientes al máximo y poder atravesar, con relativa tranquilidad, los nuevos portales que nos esperan con las grandes conjunciones que se aproximan en 2020.

 

 

En esta Luna Nueva, Sol-Luna y Marte están en oposición a Quirón en Aries. La herida tiene que ver con la energía primordial que hace posible, con su impulso, el inicio de la vida. ¿Quizás te sientes incapaz de iniciar algo nuevo? ¿Quizás tienes miedo de confrontarte con el dolor de tus propias heridas y te refugias en los placeres superfluos de la vida? ¿Quizás pasas constantemente por encima de ti misma con tal de que otros sean felices?  

 

La energía arquetípica que irradia Quirón en Aries nos afecta de manera colectiva y nos coloca ante una cuestión mayúscula y trascendental: El derecho a ser quien eres y a existir. Sin embargo, hemos de recordar que cuando dos energías se encuentran en oposición, estas están contenidas en un mismo eje (en este caso, el eje Aries-Libra) y por lo tanto son energías complementarias y son parte inseparable de una misma unidad.

 

De modo que esta Lunación no posibilitará iluminar nuestra propia herida en relación a:

  • Tomar nuestro lugar en el mundo.

  • Reconocer nuestro derecho a elegir lo que realmente deseamos.

  • Reconocer que aún con mis heridas, soy digna de amor y soy parte valiosa del universo.

  • Reconocer que el otro, aún con sus heridas, es digno de amor y es parte valiosa del universo.

  • Elegir uno de dos caminos, aunque duela, y comprometerme con él.

  • Dar y recibir de manera justa y equilibrada en la pareja.

  • Ser valiente y atreverme a confrontar, reconocer y abrazar mis heridas.

 

 

 

¿Cuáles son las heridas que “me duelen” aún?

Preguntas de auto Coaching:

 

Conocer nuestras heridas y sus mecanismos de expresión es fundamental para poder comprendernos a nosotras mismas y también para poder explicar (por ejemplo, a nuestra pareja) el cómo funcionamos y cuando no se han de tomar las cosas de manera tan personal. Para ello eso, cuestionarnos de manera profunda y sincera nos ayudará a conocernos mejor y sacar a la luz muchas cosas ocultas en nuestro inconsciente.

 

Responde para ti misma, con toda sinceridad las siguientes preguntas:

 

 ¿Cuáles son las heridas que ahora mismo me duelen?  

 

¿De qué manera expreso el dolor de mis heridas?

 

¿Cómo hiero a los demás cuando me expreso desde mis heridas?

 

¿Qué puedo hacer para comenzar a sanar mis heridas emocionales?

 

¿Siento 100% que tengo derecho a ser y existir?

 

¿Qué es eso que está mal en mí y reduce mi derecho de ser?

 

¿Por qué siento que si expreso lo que realmente pienso y siento, seré rechazada?

 

¿Qué es lo que me hace tan diferente a los demás?

 

¿Quién me hace sentir constantemente que algo está mal en mí?

 

¿Cuándo me falta fuerza para tomar, defender o reclamar mi lugar en el mundo?

 

Recuerda que también la herida del otro se puede volver muy evidente. Y Libra nos quiere enseñar que es imposible amar al otro de manera auténtica sin relacionarnos con su herida. Además, esa herida, que parece tan ajena, nos refleja y nos activa con mucha frecuencia la nuestra propia. El otro es, de algún modo, nuestro reflejo.

 

 

Nos hará falta mucha capacidad de comprensión y de no tomarnos las cosas personalmente. Nos hará falta mucha paciencia y empatía para soportar al otro cuando se exprese desde su herida. Nos hará falta mucho coraje y el amor suficiente para continuar acompañándole en el camino... ¡Pero ojo! No digo en “su” camino, sino en “el camino”: nuestro camino conjunto, en el cual yo he de amarme y acompañarme primero a mí misma en mi propio camino, para luego ser capaz de amar y de acompañar a un otro de manera sana y equilibrada.

 

 

¿Cómo ha sido hasta ahora tu manera de relacionarte?

 

¿Eres capaz de relacionarte en armonía?

 

O, ¿vives frecuentes conflictos en tus relaciones?

 

¿Eres capaz de dar y recibir de manera justa y equilibrada?

 

O, ¿pides o das demasiado a los demás?

 

¿Eres verdaderamente capaz de escuchar al otro?

 

O mientras la otra persona habla ¿estás pensando en tus propias cosas?

 

¿Respetas sus turnos al hablar?

 

O, ¿hablas demasiado y el dialogo se vuelve un monólogo?

 

¿Qué puedes hacer para ser tú misma y al mismo tiempo vivir en armonía y equilibrio con tu pareja?

 

Que conectes con el coraje suficiente que te permita crear una nueva y más sana manera de relacionarte contigo misma y con los demás. 

 

¡Feliz nuevo ciclo de Luna nueva en Libra!

 

Si te ha gustado este Post o conoces a alguien a quien podría servirle, compártelo, dale like y/o sígueme en facebook.

 

Laura Camacho

Astrología Humanística & Coaching Transpersonal

 

 

Please reload

Posts destacados

Luna nueva en Escorpio: sexualidad, transformación y finales.

October 28, 2019

1/10
Please reload

Nuevos Posts
Please reload

Buscar Tags
Archivo